¿Qué es la protección catódica?

¿Qué es la protección catódica?

La protección catódica hace referencia al conjunto de tecnologías que se emplean para controlar la corrosión galvánica en superficies metálicas con la conversión de esa superficie en el cátodo de una celda electroquímica. En este nuevo post de Arkale Técnico-Comercial vemos más sobre el tema.

Para entender en qué consisten las soluciones de protección catódica (CP) hay que tener claros algunos conceptos básicos:

  • Protección catódica.
  • Corrosión galvánica.
  • Cátodo de una celda electrolítica.
  • Ánodo de una celda electrolítica.


Qué es la corrosión galvánica

Es un fenómeno electroquímico que se da cuando dos metales en contacto directo se sumergen en un medio húmedo. Si tienen distinta capacidad de corrosión, el metal con más facilidad para la corrosión protegerá al otro, al más noble. El metal más noble constituye el cátodo de la celda electroquímica.



Qué es la protección catódica

Cuando la superficie de un metal entra en contacto con el agua se dan fenómenos de corrosión en la superficie. Este efecto es mayor cuando el agua lleva sales disueltas (por ejemplo, el agua de mar). 

La protección catódica consiste en el conjunto de tecnologías empleadas para controlar la corrosión galvánica en una superficie metálica con la conversión de esa superficie en el cátodo de una celda electroquímica. El metal noble a proteger constituirá el cátodo de la celda electroquímica.

En Arkale Técnico-Comercial te recordamos que la protección catódica o protección galvánica es un sistema para proteger de la corrosión los cascos y hélices de buques y estructuras metálicas en contacto con el agua. Por ejemplo, en las plantas petrolíferas. Date cuenta de que el agua de mar contiene  millones de organismos vivos que, al entrar en el circuito de refrigeración de los barcos, se adhieren a las paredes internas de las tuberías y tomas de agua de mar y pueden llegar a obstruir por completo las conducciones.

Para implementar soluciones de protección catódica en el mar se suele utilizar el fenómeno de la corrosión galvánica para proteger el metal de la corrosión. El método es conectar el metal a proteger (cátodo) con otro que tenga más facilidad de corrosión. De este modo actuará como el ánodo de la celda electroquímica. En consecuencia, el metal con más facilidad para la corrosión protegerá al metal noble. Con este método el ánodo se conoce habitualmente como ánodo de sacrificio.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies