Ánodos de magnesio para mantener termos y calderas

Ánodos de magnesio

Ánodos de magnesio para mantener termos y calderas

Quizás hayas escuchado, o sufrido en persona, que los termos eléctricos se estropean y pierden agua en pocos años. ¿Sabes cómo puedes prolongar la vida útil y en buen estado de tu caldera o termo eléctrico? La solución pasa por realizar un correcto mantenimiento del aparato y, en concreto, de una pieza fundamental: los ánodos de magnesio. También conocidos como ánodos de sacrificio, su revisión anual nos ahorrará problemas y mejorará el rendimiento del aparato.

¿Qué son los ánodos de magnesio?

Su aspecto es el de una varilla recubierta de magnesio y su cometido es evitar la corrosión y oxidación. La misión de este sencillo elemento es impedir el desgaste y deterioro del aparato, alargando su duración y eficiente servicio. Es decir, protege los elementos metálicos en contacto directo con el agua.

Funcionamiento

La cubeta del termo suele ser de acero y soporta la reacción electrolítica del agua, causante de su erosión y desgaste. Es aquí donde los ánodos de magnesio intervienen con su importante papel. Este consiste en que sea el magnesio que los envuelve el atacado por la reacción en lugar del acumulador metálico.

Las partes en contacto con el agua se protegen mediante los ánodos. La electrólisis es la deterioración provocada por la corriente eléctrica entre metales de distinto potencial. Así, el ánodo,de menor potencial, se descompone en lugar del metal que queremos preservar.

Mantenimiento

Con el paso del tiempo será necesario cambiar el ánodo de magnesio debilitado por la acción del agua acumulada. Una vez que pierde la cobertura de magnesio como efecto de la absorción de la oxidación, hay que reemplazarlo.

La utilidad y funcionalidad de los ánodos también alcanza a muchos otros elementos metálicos de estructuras y aparatos diversos. Por ejemplo, embarcaciones, termo generadores, depósitos y estructuras subacuáticas requieren este tipo de sistemas para preservar el metal del efecto del agua.

En Arkale Técnico Comercial los fabricamos de diferente tamaño, diámetro y longitud para dar respuesta a todo tipo de demandas. Disponemos de dos tipos de ánodos de protección catódica, los de magnesio y los de alimentación eléctrica externa. Consúltanos si quieres soluciones a medida de tus necesidades.


Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies