Las infinitas aplicaciones de los micromotores eléctricos

Las infinitas aplicaciones de los micromotores eléctricos

Estamos acostumbrados a usar todo tipo de aparatos, desde electrodomésticos pequeños a juguetes, y a que funcionen sin dificultad. Pero, ¿sabes qué mecanismos posibilitan que sirvan perfectamente a su fin? Los micromotores eléctricos son los encargados de que nos beneficiemos de infinidad de artilugios que consideramos imprescindibles.

¿Cómo funcionan micromotores eléctricos?

Se trata de dispositivos que transforman la energía eléctrica suministrada en energía mecánica de rotación y, en consecuencia, en movimiento. Es decir, la corriente generada por el campo magnético creado por dos imanes consigue mover la parte giratoria o rotor.
Existen distintos tipos de micromotores eléctricos según funcionen con corriente continua o alterna, siendo estos últimos los más utilizados.
La elección de unos u otros, de corriente continua (motores CC) o de corriente alterna (motores AC), dependerá del tipo de movimiento que se requiera.
Además, hay que tener en cuenta la velocidad, fuerza de arranque, potencia, la eficiencia del dispositivo, los niveles de ruido que genera su resistencia, durabilidad y fiabilidad.

Dónde encontramos los micromotores eléctricos

Gracias al continuo desarrollo y avance tecnológico se ha conseguido perfeccionar el funcionamiento de estos pequeños mecanismos.

Al mismo tiempo, se han multiplicado sus posibilidades de aplicación en muy diversos campos, hasta el punto de hacerse diseños personalizados según el ámbito y los fines a alcanzar.

Debido a sus pequeñas dimensiones son perfectos para ejecutar diferentes acciones.
Podemos mencionar su uso en ámbitos como el de la aparatología de odontología y podología, herramientas para trabajos de joyería, pequeños electrodomésticos, equipos para coches y automoción

Pero para darnos realmente cuenta de lo imprescindibles que son en nuestra vida cotidiana, solo hay que mencionar la cantidad de objetos que funcionan con micromotores eléctricos.
Desde cualquier electrodoméstico: frigoríficos, lavavajillas, lavadoras, secadoras, batidoras…; hasta multitud de juguetes, piezas de aeromodelismo y maquetería.
Otro de los sectores donde juega un papel fundamental es en el del transporte. Por ejemplo, podemos mencionar las bicis y pequeñas embarcaciones eléctricas, además de otros muchos vehículos.
Si nos fijamos en el ámbito industrial, son parte esencial en la mecánica de compresores, elevadores, ventiladores, extractores, secadores, cintas transportadoras, etc.

Sea cual sea la aplicación o uso que precises, en ARKALE Técnico Comercial, S.L. te suministramos el tipo de micromotor eléctrico adecuado para obtener el máximo rendimiento.

Sin comentarios

Publicar un comentario